RSS

Archivo de la etiqueta: la unicidad ampliada del Dios Triuno

hoy Dios el Padre está glorificado en el Hijo y Cristo el Hijo está glorificado en la iglesia


Esta mañana fui tan animado por la oración del Señor en Jn 17:22-23, donde Él dice:

La gloria que me diste, Yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno. Yo en ellos, y Tú en Mí, para que sean perfeccionados en unidad, para que el mundo conozca que Tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a Mí me has amado.

¡Qué maravilloso! ¡La oración del Señor en Juan 17 es que Dios sea glorificado en el Hijo y el Hijo sea glorificado en la iglesia – mediante la unicidad de la iglesia en el Dios Triuno! Primero, Dios fue glorificado en Cristo en Su resurrección – el elemento divino de Cristo, Su vida divina, fue liberada desde dentro de Su humanidad e impartida a Sus muchos creyentes (Jn 12:23-24) y todo Su ser (incluyendo Su humanidad) fue introducida en la gloria (Lc 24:26). ¡En la resurrección de Cristo, el elemento divino de Dios fue expresado y Dios fue glorificado! Sin embargo ¡hoy Dios es glorificado en el Hijo y a través del Hijo POR la iglesia! ¡Cuando la iglesia sea regenerada, santificada, crucificada y plenamente unida a Cristo en gloria, entonces el Hijo de Dios será expresado y manifestado! ¡Siempre que Dios sea expresado mediante Su Hijo o mediante Su iglesia, ESO ES GLORIA! El Señor inició Su oración de Juan 17 en el versículo 1 donde dice: Glorifica a Tu Hijo, para que Tu Hijo Te glorifique a Ti. En cierto sentido Pablo continuó o expandió esta oración de una manera práctica en Ef 3:21:

A Él sea gloria en la iglesia y en Cristo Jesús, en todas las generaciones por los siglos de los siglos. Amén.

¡Hoy la Gloria de Dios está en el Hijo mediante la iglesia! Gloria es simplemente la expresión de la vida divina y la naturaleza divina – ¡si somos creyentes que viven por la vida divina y la naturaleza divina expresaremos la gloria divina! ¡Cuando todos nosotros, como el Cuerpo de Cristo vivimos, no por nosotros mismos, sino por la vida y naturaleza divinas, expresaremos a Cristo de manera corporativa – esta es la gloria de Dios! Así es como el Señor es glorificado en nosotros – y ¡en esta glorificación, el Padre es glorificado! Todo está en esta maravillosa unión orgánica entre los creyentes y el Dios Triuno. Cuando el Señor oró para que fuéramos uno, Él dijo “que puedan estar EN NOSOTROS” – la unicidad entre los creyentes se produce cuando éstos permanecen en el Dios Triuno. El Padre es glorificado mediante la unión orgánica de los creyentes de Cristo con el Padre, en el Hijo, en unicidad (Juan 17:23).

¡El Señor oró para que fuéramos uno en la práctica con el Dios Triuno – necesitamos darnos cuenta que al creer en Cristo somos colocados en Cristo y somos hechos uno con Él! ¡En el Dios Triuno hay una maravillosa unicidad coinherente – y hemos sido colocados dentro de esa unicidad! ¡Esta unicidad ha sido ampliada para incluirnos a nosotros los creyentes en Cristo, y ha sido reproducida dentro de nosotros para que pudiéramos ser uno con Dios y los unos con los otros! Hoy Cristo está en nosotros y de este modo nosotros estamos en Él. Cuando vivimos en nuestro espíritu – cuando vivimos por la vida divina y según la vida divina, expresamos al Señor Jesucristo en nuestro vivir. Esta es la glorificación de Cristo – ¡Cristo se expresa a través de nosotros! En Su glorificación, Dios el padre es glorificado. El Hijo es glorificado en la iglesia y el Padre es glorificado en el Hijo. ¡Qué misterio! ¡Qué realidad maravillosa nos ha sido entregada! [Inspirado por La conclusión del Nuevo Testamento, mens. 288, tal como se cita en la Palabra santa para el avivamiento matutino sobre el Estudio de cristalización de Isaías (2). Read this portion in English also via, today God the Father is glorified in the Son and Christ the Son is glorified in the church]

¡Señor, gana lo que quieres en nosotros! ¡Logra el deseo de Tu corazón en nosotros! ¡Que seamos uno contigo aún más! ¡Queremos llevar a cabo esta unicidad –viviendo por la vida divina y siendo según la naturaleza divina! ¡Oh, Señor, introdúcenos en esta unicidad ampliada del Dios Triuno coinherente! ¡Gracias por incluirnos en esta unicidad – Tú nos has dado la unicidad del Dios Triuno! ¡Sólo queremos que seas expresado en nosotros – para que Dios gane Su gloria mediante la iglesia!

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,