RSS

Archivo de la etiqueta: cristalización estudio de Daniel y Zacarías

Ver la importancia del espíritu humano en cuanto a contactar y adorar a Dios


Ver la importancia del espíritu humano en cuanto a contactar y adorar a Dios

En cuanto al entendimiento y conocimiento de la palabra de Dios, y aun la carga en cuanto a la palabra de Dios, necesitamos ejercitar y utilizar no solamente nuestra mente, sino aún más, nuestro espíritu humano.

En Zac 12:01 vemos que Dios creó tres cosas igualmente importantes: Los cielos, la tierra y el espíritu del hombre. Esta es la carga de la palabra de Jehová, la cual nosotros podemos conocer sólo mediante el ejercicio de nuestro espíritu humano, que es el órgano creado por Dios en el hombre para que podamos tocarlo, recibirlo, contenerlo y adorarlo.

Hay tres asuntos importantes relacionados con las profecías de la Biblia cuando estas se entienden apropiadamente por el espíritu, y la importancia de utilizar nuestro espíritu para entender las profecías de la Biblia:

  1. La naturaleza de todas las profecías de la Biblia es el espíritu – los profetas no hablan por sí mismos, sino que buscaban diligentemente el Espíritu de Cristo, que los aclaraba y los dirigía (1 Pedro 1:11.). Además, no hay profecía genuina que se origine en los mismos hombres, sino que los hombres de Dios siempre hablaron movidos por el Espíritu Santo (2 Ped. 1:21).
  2. No debemos usar nuestra mente para interpretar, entender y hablar las profecías, en lugar de esto hemos de usar nuestro espíritu. La naturaleza que es propia de las profecías de la Biblia es diferente de cosas como las noticias, la política, los reportajes, etc. ¡La naturaleza de la profecía es Espíritu!
  3. La persona de la que se habla en todas las profecías; la persona a la que las profecías se refieren es ahora el Espíritu. Todas las profecías hablan de Cristo, especialmente de sus padecimientos, y las glorias después de tales padecimientos. Este Cristo es ahora el Espíritu vivificante (1 Co. 15:45), el Espíritu siete veces intensificado (Rev. 1:04; 4 : 5; 05:06). El tema de las profecías es una persona que es hoy en día el Espíritu!

La importancia de nuestro espíritu en cuanto a entender la Palabra de Dios

Tenemos que abordar las profecías usando y estando en nuestro espíritu, ya que la naturaleza de éstas es el Espíritu. El apóstol Pablo nos animó a interpretar las cosas espirituales con palabras espirituales y siendo personas espirituales (1Co 2:13). Sólo una persona espiritual puede interpretar las cosas espirituales, y para que podamos entender la profecía, tenemos que leerlas e intentar entenderlas, pero no sólo eso, sino que debemos ser hombres que tienen un espíritu ejercitado.

Zacarías 12:1 dice: "La carga de la palabra de Jehová con respecto a Israel. Así declara Jehová, que extiende los cielos, pone los cimientos de la tierra y forma el espíritu del hombre dentro de él". En su creación, Dios hizo tres cosas cruciales que son igualmente importantes para Él: Los cielos, la tierra y el espíritu del hombre. Para Dios el espíritu del hombre es tan importante como el cielo y tanto como la tierra. Este versículo nos muestra algo importante: ¡Dios creó los cielos para la tierra, la tierra para el hombre, y el hombre fue creado con un espíritu para Dios!

Zacarías 12:1 dice: “La carga de la palabra de Jehová con respecto a Israel. Así declara Jehová, que extiende los cielos, pone los cimientos de la tierra y forma el espíritu del hombre dentro de él”. En su creación, Dios hizo tres cosas cruciales que son igualmente importantes para Él: Los cielos, la tierra y el espíritu del hombre. Para Dios el espíritu del hombre es tan importante como el cielo y tanto como la tierra. Este versículo nos muestra algo importante: ¡Dios creó los cielos para la tierra, la tierra para el hombre, y el hombre fue creado con un espíritu para Dios!

¡El hombre tiene un espíritu para que pueda ponerse en contacto con Dios, recibir a Dios, adorar a Dios, vivir a Dios, cumplir el propósito de Dios, y ser uno con Dios! Puesto que Dios es Espíritu, nosotros los seres humanos que tenemos un espíritu, tenemos que usarlo para poder adorarlo apropiadamente: En espíritu y en verdad, es decir, con veracidad (Juan 4:24).

La parte más importante del hombre es su espíritu, que es diferente de su alma (ver 1Tes 5:23 y Heb 4:12).

En Zacarías específicamente vemos que Dios quiere que Cristo sea la centralidad y la universalidad en Su economía, en Su mover en la tierra para la edificación de Su casa, que es Su templo. Para ver esto y entrar en ello, necesitamos usar nuestro espíritu, que es el órgano apropiado, y prestar toda nuestra atención a nuestro espíritu, de modo que podamos recibir al Cristo que se revela en este libro y que seamos capaces de comprender la revelación en Zacarías con respecto a Cristo.

Los científicos usan su mente, y a lo sumo pueden llegar a ver un mundo de dos dimensiones, los cielos y la tierra. ¡Cuando nosotros ejercitamos nuestro espíritu somos introducidos en la tercera dimensión, el mundo espiritual, donde Cristo es el todo para todos nosotros!

Todos los problemas y dificultades que los teólogos cristianos tienen especialmente en cuanto a sus estudios críticos de la Biblia se deben al hecho de que ellos SÓLO utilizan su mente. ¡Para entender la palabra de Dios, para recibir la carga de Dios en Su Palabra, y para ver la escena espiritual invisible detrás del panorama visible, tenemos que usar y ejercitar nuestro espíritu!

Prestar toda nuestra atención a nuestro espíritu humano

Dios tiene una economía, y en Su economía Él desea que Cristo sea la centralidad y la universalidad de Su mover en la tierra. Para ello creó el espíritu en el hombre como un órgano receptor, por lo que el hombre tiene la capacidad de recibir todo lo que Dios ha planeado en Cristo.

Dios quiere que el hombre viva en su espíritu y de acuerdo a éste – en comunión con Dios, bajo el gobierno de Dios en su conciencia, y con una intuición (una percepción) interior de las cosas de Dios. El gobierno central y la parte más importante de nuestro ser debe ser nuestro espíritu, un hombre que está gobernado y controlado por su espíritu es un hombre espiritual (ver 1Co 2:14-15; 3:1; 14:32).

Sin embargo, debido a la excesiva función del alma y la carne del hombre, éste se convirtió en el yo (independiente de Dios) y la carne (oponiéndose a Dios). Como nosotros como creyentes hemos nacido del Espíritu para ser hombres-espíritu, pueblo de Dios centrados en el espíritu y que ejercitamos nuestro espíritu (Juan 3:06), y ahora Cristo está haciendo Su hogar en nuestros corazones al difundirse desde nuestro espíritu hacia cada parte de nuestro corazón conformado por nuestra mente, nuestros sentimientos y emociones, nuestra voluntad y nuestra conciencia (Efesios 3:16). Tenemos que ser hombres espirituales, que disciernen y conocen las cosas de Dios al usar su espíritu humano (Juan 4:24).

El maravilloso Cristo como el centro de todo lo que Dios es y realiza, puede ser recibido y contactado por nosotros solamente cuando ejercitamos nuestro espíritu. Tenemos que prestar toda nuestra atención a nuestro espíritu humano para llegar a conocer las cosas de Dios, recibir a Dios, contactar a Dios, experimentar a Dios, adorar a Dios y cumplir el propósito de Dios.

Dios en Cristo es hoy el Espíritu, el Espíritu siete veces intensificado, que está con nuestro espíritu (2 Ti 4:22). Como el Espíritu siete veces intensificado de gracia, Cristo es la piedra cimera de gracia para consumar la edificación de la iglesia (Zac 4:6-7, 12-14; 3:9; 12:1, 10; Ap 4:5; 5:6).

Para la edificación de Dios, que es la edificación de la iglesia, tenemos que prestar atención a nuestro espíritu mezclado, pues allí mora Dios en Cristo como el Espíritu.

Señor, quita todos los velos para que podamos ver la importancia vital de nuestro espíritu humano. Sálvanos de sobre-ejercitar nuestra mente, de usar inapropiadamente nuestra mente y olvidarnos de nuestro espíritu. Señor, que seamos aquellos que ejercitan su espíritu para contactarte a Ti que eres Espíritu. Gracias por habernos creado con un órgano para tocarte y recibirte. Señor, queremos ser hombres espirituales que discernir todas las cosas al vivir en nuestro espíritu todo el tiempo. Que no descuidamos nuestro espíritu, sino más bien que aprendamos a permanecer en nuestro espíritu y hacer todo en nuestro espíritu!

Referencias y lectura adicional
  • Inspirado por el mensaje (liberado) impartido por el hermano Andrew Yu según el Estudio-vida de Zacarías (mens. 12), citado en la Palabra santa para el avivamiento matutino, Cristalización de Daniel y Zacarías, semana 10 (titulado, Una Palabra en cuanto al espíritu humano y aspectos de Cristo revelados en Zacarías en relación con Su mover en la Tierra).
  • Este material “Avivamiento matutino” está disponible para comprar online en Living Stream Ministry en español.
  • Himnos sobre este tema:
    # El hombre fue hecho, / El primer paso Dios tomó / Para lograr su objetivo final, / Como un vaso, un recipiente, / Tres partes: cuerpo, espíritu, alma.
    # ¿Ha encontrado su espíritu humano? / Está conectado a la boca! / “¡Aleluya, Oh Señor Jesús!” / Esa es la manera de dejarlo salir.
    # Dios me hizo un hombre de tres partes— / Cuerpo, espíritu, alma soy. / Con mi espíritu es la manera / Permitirle a Dios quedarse.
  • Reconocimiento Fotográfico: el primero a través de aquí, y el segundo a través de Joseph Barber.

Este Artículo es una Traducción del Artículo Publicado Originalmente en ingles: “Seeing the Importance of the Human Spirit in Contacting and Worshiping God” Cuyo Autor es Estefan Misaras en A God-Man.com.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Cristo es la Historia de Dios obrando dentro de la Historia del Hombre para Obtener el Edificio de Dios


Cristo es la Historia de Dios obrando dentro de la Historia del Hombre para Obtener el Edificio de DiosCuando leemos ellibro de Zacarías, al igual que con muchos otros libros proféticos de la Biblia, no es fácil ver lo que está pasando ni de lo que el profeta está hablando. En verdad, es necesario que nos pongamos “las gafas de la economía de Dios” para que podamos ver los cristales, los puntos preciosos, en este libro, y para ver que todos ellos se refieren a Cristo quien está efectuando la obra de la edificación de la casa de Dios.

Hoy quedé muy impresionado con la siguiente declaración del hermano Witness Lee, “El Cristo todo-inclusivo es la historia de Dios que trabaja dentro de la historia del hombre para ganar el edificio de Dios para la manifestación de Dios (ver Zacarías 4:9; 6:12-15; Mateo. 16:18; Juan 1:1, 14; 1 Corintios 15:45 b; Apocalipsis 4:5; 5:6; 21:2). “

“Wow! La Historia de Dios trabajando dentro de la historia del hombre es realmente Cristo – Dios en Cristo está trabajando en la humanidad  para ganar algo, que es el edificio de Dios, para que Dios se manifieste en la humanidad!

Por esto, Dios obra como “un Director” detrás de las escenas, dirigiendo la situación mundial y organizando todo para que Dios pueda obtener una casa, un edificio, una expresión corporativa en el hombre. Cristo está trabajando detrás de la historia humana para llevar a cabo la historia divina.

Dios está Hábilmente Forjándose a Si mismo dentro de Nosotros Para Hacernos Su Obra Maestra 

A medida que el conocimiento de Dios aumenta y a medida que vamos viendo con más claridad lo que es el plan y la economía de Dios, nos damos cuenta de que Cristo está hábilmente trabajando entre bastidores para controlar soberanamente toda la situación mundial a lo largo de toda la historia humana.

Mientras Él está haciendo esto en la era de misterio – la era de la iglesia – Cristo está hábilmente forjándose a Si mismo en nosotros, Sus creyentes, para hacernos Su obra maestra – el poema de Dios, su nueva invención, la iglesia!

Tal Como leemos en  Hechos 5:31 y Efesios. 2:10, Cristo está misteriosa, hábil y diligentemente forjándose a Sí mismo en nosotros en la historia divina para hacer de nosotros la iglesia, Su obra maestra, el poema de Dios, donde su infinita sabiduría y designio divino se expresan en totalidad. Wow!

Nosotros no lo vemos físicamente hoy, pero espiritualmente – en la historia divina – Dios está operando continuamente para producir los creyentes como Su mejor obra de arte, Su obra maestra, la iglesia, y finalmente a Dios le será dada la gloria en la iglesia y en Jesucristo para siempre jamás!

La iglesia es el nuevo invento de Dios, la obra maestra de Dios, lo mejor que Él jamás haya podido concebir! Aleluya!

Cristo en Su Humanidad está Acompañando al Pueblo de Israel 

Cristo en Su Humanidad está Acompañando al Pueblo de Israel

En Zacarías 1:7-17  vemos que Cristo, en Su humanidad es el Ángel de Jehová, que está acompañando al pueblo de Dios en la parte más baja del valle de la humillación para cuidar de ellos, interceder por ellos y sacarlos de cualquier cautiverio.

Cristo es Jehová mismo como el Dios Triuno que se hace hombre, y Él ha estado, está y siempre estará acompañando a Israel, el pueblo terrenal de Dios, aún en su situación más baja. Cuando observamos la historia, Cristo habilidosa y ocultamente ha protegido a los Judíos a través del tiempo, y los ha traído de regreso a la tierra de Israel.

¿De verdad piensas que fue “la genialidad de un poderoso líder ” que le permitió a Israel a derrotar a todos sus más-que-triples enemigos a su alrededor y recuperar Jerusalén, obtener su soberanía, y ser una nación? No, Cristo es el que estaba con ellos en los momentos de prueba, guerras, sufrimientos, bombardeos, ataques, etcétera. Cristo es el comandante en jefe, y si no es Él el que está dirigiendo, nada sucederá!

Cristo como Jehová, Él Redentor, fue el proveedor de Israel, e hizo todo lo necesario para que ellos fuesen cuidados, liberados del cautiverio, traídos de regreso a la buena tierra, construyesen el templo, y, finalmente, para que Cristo naciese en la humanidad para consumar la economía de Dios. ¡Qué Cristo!

Cristo es el Último Artífice Que Dios Usará para Quebrantar los Cuatro Cuernos 

Hacia las naciones, Cristo es el último Artífice que es usado por Dios para quebrantar el cuarto cuerno (Ver Zacarías. 1:18-21). Los cuatro cuernos en esta sección de la Palabra son los cuatro grandes imperios a lo largo de la historia humana – Babilonia, Medo-Persa, Grecia y el Imperio Romano. Estos también son representados por la gran imagen humana con sus cuatro secciones en Daniel 2:31-33, las cuatro etapas de la langosta en  Joel 1:4 y las cuatro bestias en Daniel 7:3-8.

Dios levanto imperios y les permitió gobernar, pero cuando se engrandecieron, incrementando su codicia, tratando con dureza a Su pueblo, Él hábilmente utilizó al siguiente imperio para aniquilarlo y reemplazarlo.

El imperio babilónico fue superado con gran destreza por el imperio Medo-Persa en una noche! El imperio Griego hábil y extraordinariamente derrotó y superó al aparentemente invencible imperio Medo-Persa.

Y categóricamente fue Dios quien levantó un ejército de bárbaros que se convirtieron en soldados entrenados, el Imperio Romano, para derrotar y reemplazar el imperio Griego, y les permitió conquistar la mayor parte de las naciones de Asia y Europa.

Finalmente y con la más hábil destreza, Cristo como el último Artífice vendrá y aplastará el último cuerno / bestia / langosta / imperio. Cristo es la Piedra cortada no con manos de hombre, el último Artífice, quien hábilmente vendrá a derrotar, aplastar y aniquilar el Imperio Romano restaurado, y Él traerá el reino de Dios por toda la eternidad! Wow!

Vivir en la Historia Divina Dentro de Historia Humana Hoy

If we confess our sins, He is faithful and righteous to forgive us our sins and cleanse us from all unrighteousness (1 John 1:9).

Tengo que admitir con humildad que estas palabras, esta luz, esta comprensión y este hablar no provienen de mi propia mente o entendimiento de la Biblia, sino del ministerio de los hermanos Witness Lee y Watchman Nee.

Por mi mismo, escasamente puedo ver ciertos apartes en Zacarías profetizando acerca de Cristo, pero, ¿Quien ve la historia divina en la historia humana? Aún más, ¿CÓMO vivimos en la historia divina dentro de la historia humana? Si no vemos lo que Dios está haciendo secreta, misteriosa, y hábilmente hoy en la humanidad, erraremos el blanco, y habremos desperdiciado nuestro tiempo.

Pero podemos ser aquellos que se convierten en los valientes de Cristo por causa de Su edificio, al vivir en la historia divina en la historia humana hoy! ¿Cómo? Existen al menos tres maneras:

  1. Tenemos que aplicar la sangre de Cristo que nos limpia (Zacarías. 3:3-41 Juan 1:9). Dios ordenó que se le quitasen las vestiduras asquerosas al sumo sacerdote Josué- nuestra ropa asquerosa manchada de pecado nos es quitada cuando nosotros confesamos nuestros pecados! Y también vencemos al enemigo por la sangre del Cordero (Apocalipsis 12:11)!
  2. Tenemos que vivir en el Espíritu divino de Cristo. No es con ejército, ni con fuerza, sino por el Espíritu de Dios, quien está mezclado con nuestro espíritu (Zacarías. 4:6; 12:1). Somos lavados por Dios en la sangre de Cristo, y vivimos y andamos por el Espíritu mezclado con nuestro espíritu, como un solo espíritu (Gálatas 5:16; 2:20; 1 Corintios. 6:17).
  3. Tenemos que permanecer en la Palabra embellecedora y aniquiladora de Cristo – a través de Su palabra Cristo nos lava, nos limpia, elimina los gérmenes en nosotros, nos embellece, nos infunde, y nos hace Su guerrero corporativo para venir con Él, y derrotar al Anticristo con su Palabra (Apocalipsis 19:13-15Efesios 5:26; 6:17).

A medida que aplicamos la sangre de Cristo, vivimos y caminamos en el Espíritu, y permanecemos en la Palabra de Dios, el resultado será que de nosotros fluirá Cristo para la expresión única de Dios, el candelabro de oro (1 Corintios. 10:16Zacarías. 4:12-14Juan 7:37-39a)!

El resultado de nuestro diario vivir en la historia divina dentro de la historia humana es que Dios obtendrá un candelero de oro, Su expresión y testimonio en el universo, Su edificio!

Señor, ten piedad de nosotros para que no seamos engañados o drogados por el mundo hoy, o por la sensación de bienestar del evangelio en el cristianismo. Que claramente podamos ver Tu intención, Tu deseo y Tu mover en la tierra hoy. Señor, fórjate a Ti mismo en nosotros para hacer de nosotros Tu obra maestra. Mantennos aplicando la preciosa sangre de Cristo a través de la confesión de nuestros pecados. Señor, guárdanos en nuestro espíritu hoy, viviendo y andando por el Espíritu con nuestro espíritu. Guárdanos en Tu palabra, comiéndote y bebiéndote en Tu Palabra viva, disfrutando de la función embellecedora y aniquiladora de la Palabra! Señor, gana el candelabro de oro, Tu edificio, Tu testimonio viviente en la tierra!

Rerencias y Lecturas Adicionales
  • Este compartir ha sido inspirado del compartir del hermano Andrew Yu en este mensaje y en apartes del Estudio-vida de Zacarías (msg. 15), por Witness Lee, citado en la Palabra Santa para el Avivamiento Matutino de Cristalización de Daniel y Zacarías, semana 10 (titulado Una Palabra en Cuanto al Espíritu Humano y los Aspectos de Cristo Revelados en Zacarías en Relación a Su Mover en la Tierra).
  • Compra este libro de  avivamiento matutino en línea vía Living Stream Ministry.
  • Himnos sobre este tema:
  • El Señor te escogió a ti para ser parte / de Su gran plan, Su obra de arte. / Qué maravilla! ¡Qué privilegio! / Para satisfacer / Su anhelo de compartir todo lo que Él es-/ Divinas, inescrutables riquezas! / ¿Qué multiforme sabiduría expresa!
  • Dios el Creador se hizo un Dios-hombre, / Su muerte nos redimió para Su glorioso plan. / Ahora en resurrección el Espíritu es liberado / Produce la iglesia. / Esta es la obra maestra de Dios.
  • Señor, Yo creo en Tu preciosa sangre que, en el propiciatorio de Dios, / Siempre por los pecadores ha de suplicar, / Por mí, y aun por mi alma, fue derramada.
  • Reconocimiento Fotográfico: La obra Maestra de Dios aquí, Dios bendiga a Israel aquí, y 1 Juan 1:9 aquí.

Este Artículo es una Traducción del Articulo Publicado Originalmente en ingles: “Christ is God´s History working within Man´s History to Gain God´s Building” Cuyo Autor es Estefan Misaras en A God-Man.com

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

Estar Abiertos Al Resplandor del Espíritu Siete Veces Intensificado en Nuestro espíritu


The one who experiences the greatest amount of transformation is the one who is fully open to the Lord.

En nuestro estudio del candelero de oro tenemos que prestar especial atención a las siete lámparas (ver Zacarías. 4:2; Apocalipsis 4:5). Estas siete lámparas son los siete Espíritus de Dios (el Espíritu siete veces intensificado) como los ojos de Jehová (ver Zacarías. 4:10), los siete ojos del Cordero ( Apocalipsis 5:6), y los siete ojos de la piedra (Zacarías. 3:9) – para la expresión plena de Dios.

Hoy el Espíritu se ha intensificado siete veces y está con nuestro espíritu como la lámpara resplandeciente en nuestra lámpara para resplandecer en cada parte de nuestro ser interior y así exponernos, juzgarnos, escudriñarnos, purificarnos, limpiarnos, e infundirnos con todo lo que Dios es en nuestro ser para el edificio de Dios.

Por un lado, estas siete lámparas del candelero son los siete ojos del Cordero para buscarnos en la oscuridad y mortandad del mundo y redimirnos, salvarnos y regenerarnos. Por otra parte, las siete lámparas del candelero son los siete ojos de la piedra que infunden e impregnan el elemento de piedra de Dios en nuestro ser haciéndonos útiles para el edificio de Dios.

Por medio de Su redención jurídica (Cristo como el Cordero con siete ojos) y Su salvación orgánica (Cristo como la piedra con siete ojos) Dios está operando como el Espíritu siete veces intensificado para cumplir su economía en nosotros.

Todo lo que tenemos que hacer es estar ABIERTOS- estar abiertos a Su infundir y a Su resplandor en nosotros, para que Él nos pueda transformar y llenarnos de vida para Su edificio!

Las Siete Lámparas son los Siete Ojos para Escudriñar e Infundir

El candelero de oro tiene siete lámparas, y estas siete lámparas son los siete espíritus de Dios. Los siete Espíritus de Dios – el Espíritu siete veces intensificado – también son los ojos de Jehová, del Cordero redentor y de la piedra de edificación.

Los siete ojos del Cordero son para redención (Zacarías 3:9), los siete ojos de la piedra son para el edificio de Dios (Zacarías 4:10), y los siete ojos de Jehová están para la realización de la administración de Dios (Apocalipsis1).

El Espíritu de Dios se ha intensificado siete veces para observar y buscar. Los siete ojos del Señor observan, miran, estudian, buscan, investigan y escudriñan – ellos recorren toda la tierra, y examinan todo nuestro ser. Estos siete ojos lo ven todo: ven dentro de las células, los poros, las venas de nuestro ser, y ven dentro de nuestro corazón, nuestra alma, nuestra voluntad, nuestras emociones, y todo en nosotros. Los ojos de Dios están sobre nosotros – esto significa que Sus siete Espíritus están en nosotros y con nosotros, escudriñándonos y observándonos.

A veces es posible que deseemos que estos ojos tomen un descanso y nos dejen por un pequeño espacio de tiempo, pero en Su misericordia, Dios nos sigue observando, examinando, y ejecutando el juicio de Dios en cualquier cosa que no coincide con Él en nuestro ser – ¡para el cumplimiento de Su mover!

Estar Abiertos a los Siete Ojos, Las Siete Lámparas

En realidad no sabemos lo que hay en nosotros. Creemos que estamos bien. Pero cuando los ojos de Dios están sobre nosotros, cuando los siete Espíritus nos están examinando y ardiendo en nosotros, descubrimos lo sucio, pecaminoso y naturales que somos.

No sabemos cuántas cosas extrañas están enterradas en nuestro ser, y el sinnúmero de incoherentes filosofías y opiniones dentro de nosotros. Necesitamos que los ojos de Dios observen, examinen y juzguen todas estas cosas.

Dondequiera que su luz llega, Dios juzga. Pero no debemos tener miedo de esto. Solo necesitamos estar abiertos a Él. Sólo dígale al Señor,

Señor, haz que yo esté abierto al escudriñar y resplandecer de Tus siete ojos. Señor, juzga en mi cualquier cosa que Tu consideres necesario juzgar. Aclara todo mi ser de todas las cosas que no te agradan a Ti. Señor, solo quiero estar abierto a Ti!

Cuando estamos abiertos a Él de tal manera, Él nos examina, juzga y purifica, y luego se imparte a Sí mismo en nosotros. Después que Él juzga y quema nuestro yo, el hombre natural, el orgullo, la ambición, Él infunde y transfunde las riquezas de Su ser en nosotros.

Su luz es como un láser, un rayo de luz, que quema sólo las cosas naturales y perjudiciales, pulverizándolas y eliminándolas. Sólo necesitamos estar abiertos a Él, permitiéndole que Sus ojos brillen sobre nosotros, y nos examine, abiertos a la luz de Dios, y así recibiremos Su resplandor y Su maravillosa transfusión en nosotros.

Es a través de este resplandecer, examinar, juzgar, e infundir, que Él reemplaza todo lo demás en nuestro ser, transformándonos para Su edificio.

El Espíritu con Nuestro espíritu – la Lámpara Resplandeciendo en Nosotros

Dentro de Nosotros tenemos dos lámparas—el Espíritu de Dios siete veces intensificado dentro de nuestro espíritu (Proverbios. 20:27; Apocalipsis 4:5; 1 Cor. 6:17).

En Proverbios 20:27 vemos que el espíritu del hombre es la lámpara de Jehová – en nosotros, nuestro espíritu humano es la lámpara de Dios. Además, el candelero es una lámpara con los siete Espíritus resplandeciendo radiantemente, siete veces intensificado – nosotros somos un solo espíritu con el Señor (1 Cor. 6:17). Dentro de nosotros en este momento, como cristianos, tenemos dos lámparas – el Espíritu de Dios y nuestro espíritu humano.

Antes que fuésemos regenerados “nuestra lámpara estaba rota”, pero después que nos arrepentimos el espíritu fue restaurado y comenzó a emanar luz ya que el Espíritu siete veces intensificado está en nuestro espíritu. Cuanto más ejercitemos nuestro espíritu, cuanto más oremos y leamos la Palabra de Dios de una manera reverente, habrá más resplandor en nosotros.

Todas nuestras partes internas deben estar abiertas a Su resplandor. A veces el Señor brilla en nosotros a través de Su Espíritu a nuestro espíritu, pero no queremos abrir ciertas áreas de nuestro ser. Podemos seguir leyendo la Biblia, reunirnos con los santos, y pagar el precio de hacer cosas para el Señor de muchas maneras, pero no queremos abrir ciertas partes en nuestro ser interior.

Él desea llegar a cada parte de nuestra mente, emociones, voluntad, conciencia, pensamientos, opiniones, deseos, anhelos, objetivos, decisiones, etcétera, y quiere resplandecer en nosotros, para que Él pueda infundir vida en nosotros para el edificio de Dios.

Este es el proceso de transformación – el proceso de abrirnos al Señor para que en Su resplandor, Él examine, queme, e infunda cada parte de nuestro ser interior. La clave es estar abierto y permanecer en nuestro espíritu.

Si nos abrimos al Señor un poco hoy y un poco más mañana, Él podrá transformarnos e impartir vida a nosotros para hacernos parte del candelero de oro, Su edificio, Su expresión corporativa.

Señor Jesús, nos abrimos a ti en fe en este momento. Señor, llévanos a abrir cada parte interior de nuestro ser a Ti. Señor, abrimos nuestra mente a Ti – entra y resplandece en nuestros conceptos, opiniones, pensamientos, imaginaciones, sueños…. Señor, abrimos nuestras emociones, nuestros deseos, nuestros sentimientos, nuestros gustos y desagrados: resplandece en nosotros! Señor, ¿ Y qué de nuestra voluntad, nuestras decisiones, nuestra terquedad nuestros propósitos y metas? … Entra, Señor, y resplandece como el Espíritu siete veces intensificado con nuestro espíritu a todo nuestro corazón y a todo nuestro ser interior!

Referencias y Lectura Adicional
  • Compartir inspirado del hermano Minoru Chen en este mensaje y en apartes de: Mensajes vida (vol. 2, Mensajes. 68, 70), y, Estudio-vida de Apocalipsis (msg. 33), citado en la Palabra Santa para El Avivamiento Matutino de Cristalización de Daniel y Zacarías, semana 9 (titulado La Visión del Candelero de Oro y los Dos Olivos).
  • Compre este libro de avivamiento matutino en línea vía Living Stream Ministry.
  • Himnos sobre este tema:
    O, purifícanos Señor, hoy; / Lava toda nuestra vida natural. / Habla ahora Tus palabras en nosotros, / y haznos gloriosos. / O, Señor, habla en nosotros hoy.
    Ahora son los siete Espíritus/ Siete lámparas de fuego ardiendo, / No para enseñar, sino para quemar, / Satisfacen el deseo de Dios.
    # Ahora estamos aprendiendo a volvernos a nuestro espíritu, / Ahora estamos aprendiendo a tomar a Cristo como la vida, / Ahora estamos aprendiendo a alimentarnos de Jesús / Y ser libre de toda lucha y contienda.
  • Reconocimiento Fotográfico: ambos vía, Inspiración Ilimitada pagina de Facebook, LPSAM Citas de Daniel y Zacarías álbum.

Este Articulo es una Traducción del Artículo publicado originalmente en Inglés en, Being Open to the Shining of the Sevenfold Intensified Spirit with Our Spirit

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,