RSS

¡La sangre de Cristo es para nuestra redención y Su carne/Su vida es para nuestro suministro de vida!

24 Mar

En el Antiguo Testamento tenemos un tipo del pueblo de Israel siendo liberado de Egipto (Ex 12) – antes que Dios los liberara, ellos recibieron instrucciones precisas acerca de cómo preparar el cordero de Pascua. Ellos tenían que sacrificar el cordero y poner la sangre en los dos postes y en el dintel de las casas. Luego había que asar el cordero y comerlo completo. Esta mañana he disfrutado especialmente el hecho de que Cristo no sólo es nuestro Cordero “asado en la cruz por el juicio de Dios” por nuestros pecados. Sino que también llegó a ser nuestro suministro de vida cuando lo comemos como nuestro Cordero, para que llevemos a cabo la economía de Dios. Por una parte, la sangre de Cristo, el Cordero de Dios, está siendo aplicada a nosotros para que no estemos bajo el juicio de Dios. Por otra parte, comemos a Cristo como el Cordero de Dios como suministro de vida. Cristo como el Cordero de Dios nos ha redimido de nuestros pecados y nos ha traído de vuelta a Dios. Ahora Él es igualmente el Cordero de Dios para que le comamos, le disfrutemos y seamos suministrados (nuestra provisión y sustento) para poder llevar a cabo la economía de Dios. Esta es la salvación completa que Dios efectúa – la redención jurídica de Dios (Cristo murió en la cruz por nuestra redención, y nosotros necesitamos aplicar Su sangre preciada por fe) y la salvación orgánica de Dios (somos salvos ahora en Su vida al comer a Cristo como el Cordero de Dios y tomarlo y aplicarlo en todas las cosas interiormente). Podemos ver la salvación completa de Dios en una breve presentación en Ro 5:10:

Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados por Dios por la muerte de Su Hijo (redención jurídica), mucho más, estando reconciliados, seremos salvos en Su vida (salvación orgánica).

EN EL ASPECTO JURÍDICO de la salvación completa de Dios, la sangre de Cristo necesita ser aplicada a nuestro ser para que seamos reconciliados con Dios, libres del juicio divino y la necesidad de Dios sea satisfecha. EN EL ASPECTO ORGÁNICO de la salvación completa de Dios, Cristo es nuestro alimento y nuestra bebida para que nosotros, mucho más, seamos salvos en Su vida (Ro 5:10). El Señor Jesús dice muchas veces en el evangelio de Juan que Su carne es verdadera comida y que Su sangre es verdadera bebida – ¡Su vida es verdadera comida y verdadera bebida! Este evangelio revela que la sangre de Cristo redime y que la vida de Cristo suministra. ¡Alabado sea el Señor, tenemos la sangre del Cordero para redención y la carne del Cordero para el suministro de vida! ¡Hoy podemos venir y disfrutar al Señor, y ser salvos, mucho más, en Su vida! Mediante Su muerte en la cruz, Él pagó el precio para redimirnos y reconciliarnos con Dios. ¡Ahora que hemos sido reconciliados, necesitamos ser salvos, mucho más, en Su vida! Al comer el Cordero de Pascua, el pueblo de Israel fue fortalecido y suministrado para salir de Egipto (significa: salir del mundo) y dirigirse directo a su destino – hacer fiesta con Dios en el desierto. ¡Con este comer del Señor –que es el Cristo todo-inclusivo como nuestro alimento – nosotros también somos fortalecidos y suministrados para salir del mundo e ir directo a nuestro destino como hijos de Dios, cumplir la economía de Dios! [Del Estudio-vida de Éxodo y el Estudio de cristalización de Isaías (2), mens. 6] [read this portion also in English via, the blood of Christ is for our redemption and His flesh/His life is for our life supply!]

¡Gracias, Señor, por Tu muerte en la cruz para nosotros! ¡Gracias por ser el Cordero de Dios que muere por nuestros pecados! ¡Tú nos has redimido y reconciliado mediante Tu muerte todo-inclusiva en la cruz! ¡Ahora podemos ser salvos mucho más en Tu vida! ¡Señor, sálvanos más hoy! ¡Queremos venir hoy y aplicar la sangre a nuestro ser – y también queremos comerte! ¡Señor, Tú eres nuestro verdadero alimento y nuestra verdadera bebida! ¡Eres el pan de vida, el pan viviente y el alimento vivificante! ¡Que sigamos comiéndote hoy! ¡Te alabamos, Señor, por Tu salvación completa!

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

12 Respuestas a “¡La sangre de Cristo es para nuestra redención y Su carne/Su vida es para nuestro suministro de vida!

  1. Dàmaris Corona Villarreal

    29 marzo, 2011 at 5:55 pm

    Amen que palabra tan disputable desde el año pasado en mi localidad en las reuniones de Jovenes Adultos veos el ESTUDIO VIDA DE EXODO , terminamosGenesi como el Semillero Pero Exodo el salir del mundo ,,Estamos en el desierto en el cual seremos trasformados a su imagine y semejanza ,, yo diría que este desierto es como Jacob en el horno tostándose brincando de un lado a otro como un hormigas manejado al antojo de su mujeres , Aquí nosotros somos manejados , edificados y conformados ala imagen y semejanza de este preciosos cordero Dios mismo ,, aplicar su sangre es vitalista basta con decir Señor aplico tu sangra a mi vida en tal momento o circunstancia”Todo se trasforma como de Mara de las aguas amargas alas aguas dulces que bendición Seguimos disfrutando de El siendo suministrados por el el único pan de vida “QUE MANJAR ” esto solo con miras a llevar acabo la economía de DIOS ….AMEN…!!!

     
    • Eliezer

      9 abril, 2011 at 12:58 pm

      Aluluya por la salvación completa que Dios efectua!

      Primero el nos salva de acuerdo a Su justicia como vemos en Romanos 1: 17 y luego Él nos imparte vida por medio de ser nuestro alimento.
      Que bueno que Dios desde el principio siempre ha querido alimentar a Su pueblo. En Génesis vemos que el Señor es el árbol de la vida a fin de que el hombre le coma y en Éxodo vemos como el Pueblo de Dios comió el cordero. Luego cuando slieron de Egipto ellos estaban en el desierto y comían el maná que descendía del cielo y finalmente vemos que ellos llegaron a la buena tierra, la tierra de Canaán, donde también disfrutaron todos los ricos productos de esta buena tierra, que eran Cristo mismo.

      Todos los que hemos creido en el Señor, es decir, le hemos recibido, hemos sido reconciliados con Dios y también hemos recibido Su vida eterna. Ahora diariamente necesitamos abrirnos al Señor para comer y beber de Él, pues desea ser nuestro suministro de vida.
      Santos, que nos gustemos otra cosa que no sea Cristo!

       

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: