RSS

La muerte de Cristo en la cruz fue vicaria, Él murió en nuestro lugar; ¡Él es nuestro redentor!

21 Mar

¡Alabado sea el Señor por la muerte todo-inclusiva de Cristo sobre la cruz! Cuando alguien muere se suele evitar hablar de ello o recordarlo mucho, ya que la muerte es algo terrible… Sin embargo con respecto al Señor Jesús, Su muerte fue un logro que incluye todas las cosas, y todos los creyentes la atesoran y la aman. Para nosotros, Su muerte en la cruz, aunque humanamente fue terrible y desagradable, es inclusive dulce. ¡Atesoramos Su muerte! Uno de los más importantes aspectos de Su muerte en la cruz que yo he estado disfrutando hoy es que ésta es vicaria. Cristo tuvo una muerte vicaria, que fue reconocida y aprobada por Dios.

Cristo murió en lugar nuestro – Él murió como sustituto de nosotros los pecadores. Las primeras tres horas que Él estaba en la cruz, fue perseguido por el hombre. El hombre puso todo su empeño en perseguirlo, burlarse de Él, torturarle, etc. Después de estas tres horas, Dios juzgó a Cristo – Él puso todas nuestras iniquidades sobre Él (Is 53:6), haciéndole el Único Pecador ante Sus ojos. Ya que Cristo fue hecho el Único Pecador ante los ojos de Dios, Dios lo abandonó (económicamente – Él quitó Su Espíritu de poder de este “pecador”; pero esencialmente, Dios aún estaba con Él, puesto que Él era la misma esencia del Señor – Cristo fue concebido con la esencia divina).

Cristo experimentó una muerte que llamamos vicaria – Su muerte fue legal (no trasgredió la ley de Dios, sino que fue conforme a esta– cumplía y satisfacía la ley de Dios) y tuvo el reconocimiento de Dios. Si alguien arriesgara su vida o entregara su propia vida para rescatar o salvar a otros además de él/ella mismo(a) – esto no sería una muerte vicaria de ninguna manera, sería meramente un acto de sacrificio. Ahora, la muerte de Cristo fue única y especial de muchas maneras: Fue aprobada por Dios como acto útil y de justicia según el inalcanzable nivel de la justicia y exigencias divinas y pudo ser (y fue/es) nuestro sustituto en lo que a Dios respecta – ¡Dios juzgó a Cristo para no juzgarnos a nosotros, colocando todos nuestros pecados, transgresiones, iniquidades, enfermedades, penas – sobre Él!

La muerte de Cristo fue ciertamente más que un asesinato y más que un acto de martirio¡Su muerte fue vicaria en la que Dios juzgó a Cristo en lugar nuestro y aprobó Su muerte conforme a Su ley! Algunos siguen a Cristo de manera exterior, considerando que Él fue un gran filósofo, un insigne maestro de Moral y Ética – ¡sin embargo, no creen que la muerte de Cristo sobre la cruz nos redime! Es como cuando el pueblo de Israel “comió la carne del cordero de pascua” – ver Éxodo 12:9, ¡Dios quería que Su pueblo comiera ese cordero asado al fuego! Asimismo Cristo fue asado en el “fuego” de la cruz – Fue juzgado por Dios, y ¡ahora nosotros Lo comemos a Él como el Cordero de Dios! Otros consideran Su muerte como un martirio. Él fue un mártir –dicen- , se sacrificó por Sus enseñanzas buenas y Su filosofía (esto sería un acto positivo, con gran valor simbólico, de ejemplo y muestra de gran valentía personal), pero… ¡Esto es completamente incorrecto e insuficiente en cuanto a la norma de la justicia de Dios y las necesidades del hombre en cuanto al pecado y la muerte! Es como si nos comiéramos el cordero “cocido” – sí, ¡como si estuviera allí sufriendo pero no hubiera juicio con el fuego santo sólo agua caliente que quema, no fuego que juzga! Necesitamos venir a la Palabra de Dios y ver que Cristo tuvo una muerte vicaria sobre la cruz – ¡Él fue juzgado por Dios en conformidad la justa ley de Dios y sufrió bajo la ira de Dios como el SUSTITUTO DE NOSOTROS LOS PECADORES! ¡Cristo fue “asado” en la cruz bajo el juicio de Dios! – ¡Ahora Él está capacitado para ser nuestro redentor, habiendo pagado el precio y habiendo cumplido todos los requisitos de la justicia de Dios, de Su santidad y de Su gloria! ¡Cuando creemos en Él, ocurre que esta redención que Él llevó a cabo en la cruz es aplicada a nosotros! Ocurre que en virtud de Su muerte vicaria, Cristo ha logrado la aprobación de Dios y está capacitado para que nosotros, al creer, seamos justamente identificados con esa muerte y sus resultados, y justificados ante los ojos de Dios, y podamos en principio experimentar todo lo que Dios es, tiene y ha llevado a cabo en Cristo. [Inspirado en El estudio-vida de Éxodo mens. 23 y La palabra santa para el avivamiento matutino sobre el Estudio de cristalización de Isaías (2)] [read this portion in English also via, Christ died a vicarious death on the cross, He died on our behalf; He is our Redeemer!]

¡Gracias Señor por Tu muerte todo-inclusiva en la cruz! ¡Gracias por morir en nuestro lugar! ¡Tu muerte no fue la de un mártir ni fuiste meramente asesinado por los hombres! ¡Tú fuiste nuestro sustituto sobre la cruz – y llevaste sobre Ti todos nuestros pecados! ¡Te amamos tanto, Señor! ¡Muchas gracias por Tu sacrificio vivo sobre la cruz! ¡Gracias por ser juzgado en nuestro lugar, sin tener pecados propios y ser hecho pecado por nosotros! ¡Te amamos de verdad! ¡Gracias por Tu muerte vicaria sobre la cruz!

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

9 Respuestas a “La muerte de Cristo en la cruz fue vicaria, Él murió en nuestro lugar; ¡Él es nuestro redentor!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: