RSS

De la Escuela de Invierno de la Verdad 2010 – ¡Nuestro Dios es triuno para impartirse en nosotros!

21 Feb

En la Escuela de Invierno de la Verdad hay todo tipo de edades y personas. Todos ellos son buscadores del Señor, amantes de Su Palabra y quieren ser constituidos con Su Hablar más y más. Este último año tuvimos la Escuela de Invierno de la Verdad en Bower House y disfrutamos, junto a los jóvenes, el tema del Dios Triuno y la Persona y la obra de Cristo. Podríamos pensar: “Este es un tema muy difícil para los jóvenes…” No obstante, el testimonio de ellos prueba lo contrario. Podríamos opinar: “El Dios Triuno es tan “complicado” y “esto puede liarnos”, pero ¡Él está aquí para impartir todo lo que Él es en nosotros! A continuación brindamos el breve testimonio del hermano John. [read this sharing in English via, from the 2010 Winter School of Truth – our God is Triune to dispense Himself into us!]

Esta es mi tercera escuela de invierno. ¡La compenetración con jóvenes de toda Europa ha sido muy disfrutable una vez más! En mi localidad, yo soy el único joven, así que es muy valioso para mí el tiempo que paso con los otros jóvenes. Me di cuenta que no tenía que preocuparme por ser “guay” y sólo debía enfocarme en consagrarle esa semana a Dios. Al hacer esto gané mucho y supe que aunque era un servidor el que estaba impartiendo los mensajes, Dios me habló en el mensaje, y mi entendimiento del Dios Triuno, de Su Persona y Su obra, aumentó.

Este año, el tema para el grupo de menor edad fue “El Dios Triuno y la persona y la obra de Cristo”. Mi disfrute a lo largo de toda la conferencia fue:

  1. ¡Hay solo un Dios en el universo! Podemos ver esto en 1Co 8:4, que dice: “…no hay más que un Dios”. ¡Alabado sea el Señor que no hay más que un Dios!
  2. ¡Dios es el creador del universo y el que gobierna el universo!
  3. ¡Nuestro Dios tiene un propósito eterno! Él hizo al hombre a Su imagen, para que podamos expresarle y le dio dominio, para que podamos representarle y ejercitar Su autoridad, especialmente sobre Su enemigo. Todo esto es para que cumplamos Su propósito eterno. ¡Él quiere impartirse dentro de nosotros como vida y como todo! Esta es la economía eterna. ¡Gracias, Señor por Tu economía eterna!
  4. ¡Dios es amor! ¡La razón por la cual Dios tiene un propósito y una economía es que Él nos ama! Porque nos ama, Él se quiere mezclar con nosotros y ser uno con nosotros. Cada vez que invoco “¡OH, SEÑOR JESÚS!, obtengo más Cristo y Él nos llena consigo mismo.
  5. ¡La compenetración es la manera!
  6. Cada ser humano es un vaso para contener a Dios. ¡Estamos hechos para ser llenos de Dios! ¡Necesitamos ser llenados para que Cristo reboce en nosotros!
  7. Aunque todos fuimos hechos para contener a Dios, muchos pierden esta oportunidad. ¡Por ello debemos hablarles a nuestros amigos! ¡Necesitamos darnos cuenta que todo está hecho para la propagación del evangelio! Yo mismo he cambiado de instituto tres veces en los últimos tres años y a veces pienso que no es justo que tenga que trasladarme tanto con mis padres. Sin embargo, ¡alabado sea el Señor! ¡he estado en todos esos institutos para que Cristo brillara en mí!
  8. ¡Aunque queramos hablarles a nuestros amigos, Satanás siempre está allí y no quiere que hagamos esto! Algunas veces siento que no quiero hablar porque pudieran pensar que no soy “guay”, pero yo conozco que hay una Persona Maravillosa que mora en mí, a quien siempre me puedo volver. ¡Él puede hablar a través de mí, así que no debo preocuparme de lo que piensen los demás!
  9. ¡Dios es TRIUNO! ¡Esto significa que Él es Tres-Uno! ¡Dios el Padre, Dios el Hijo y Dios el Espíritu son UNO! Podemos ver que es triuno en Mateo 28:19, que dice: “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo”.
  10. Sin embargo, Dios es no sólo triuno para Sí mismo. ¡Él tiene que ser triuno para poder impartirse en nosotros! ¡Cuando invocamos “¡Oh, Señor Jesús!” recibimos no sólo al Padre, sino también al Hijo y al Espíritu! Es como comprar uno y obtener dos gratis. Esencialmente, Él es uno, pero económicamente (para llevar a cabo Su obra) Él es tres, para que podamos disfrutarle. La economía de Dios consiste en que Dios imparte todo Su ser en nosotros.
  11. El Padre HACE EL PLAN. Esto significa que Él nos predestinó y planeó todo lo que sucedería. El Hijo LLEVA A CABO el plan. Él murió de manera todo inclusiva (que lo incluye o contiene todo) y el Espíritu APLICA aquello que proviene del Padre y el Hijo cumple. El Espíritu aplicó la muerte del Hijo en nosotros.
  12. Hay teorías que sostienen “eruditos bíblicos” respecto al Dios Triuno, que sabemos que son erróneas. Una es que el Padre existió y luego ya no más; entonces surgió el Hijo y murió, y finalmente existe hoy el Espíritu. Esta teoría se llama Modalismo, por presentar a Dios en sucesivos “modos” o maneras en etapas también sucesivas. Sin embargo ¡Alabado sea el señor! Sabemos que esto no es verdad porque el Padre, el Hijo y el Espíritu coexisten (existen al mismo tiempo) y podemos ver esto es Mateo 3:16-17 cuando Jesús fue bautizado: “Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él. Y hubo una voz de los cielos, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia.”
  13. Otra teoría es que el Padre, el Hijo y el Espíritu son Dioses separados. Esta teoría se llama “Triteísmo”. Sin embargo, nosotros sabemos que esto no es verdad, porque el Padre, el Hijo y el Espíritu son coinherentes (existen uno en el otro por la eternidad). Esto podemos verlo en Juan 14:10-11: “¿No crees que Yo estoy en el Padre, y el Padre en Mí? Las palabras que Yo os hablo, no las hablo por Mi propia cuenta, sino que el Padre que permanece en Mí, Él hace Sus obras. Creedme que Yo estoy en el Padre, y el Padre está en Mí; y si no, creedme por las mismas obras”.
  14. ¡Alabado sea el Señor que nuestro Dios es triuno y Él es coexistente y coinherente!
  15. ¡Jesús es 100 % Dios, 100 % hombre y 100% Dios-hombre! Al principio, esto puede parecer confuso. ¿Cómo es posible que se pueda ser 100 % Dios, 100 % hombre y 100% Dios-hombre? Estos aspectos no se suman. Sin embargo, podemos usar el ejemplo del té. Usted tiene 100% agua, 100 % de hojas de té y aún así uno logra 100% de té (bebida). Esto ocurre a través de la mezcla del agua con el té. Bajo el mismo principio, ¡Dios se mezcla con el hombre y el resultado es un Dios-hombre!
  16. En Su divinidad, Jesús es el Espíritu Santo, el Dios completo y el Hijo de Dios. En Su humanidad, Él nació de una virgen, es un hombre perfecto y es hijo del hombre.
  17. ¡No debemos intentar ser un buen hombre, sino un Dios-hombre! Una buena manera de expresar esto es lo que se expresó en la escuela de la verdad hace dos años: “Nuestra meta no debe ser convertirnos en Buenos hombres, sino en Dios hombres” [en inglés sólo cambia un sonido vocálico de un caso al otro –nota del traductor].
  18. En Su encarnación (la mezcla de Dios con la humanidad), cuando Cristo nació como hombre, Él fue llamado “Dios fuerte”. Esto lo podemos ver en Isaías 9:6: “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.”
  19. En Su crucifixión, por un lado se efectuó el juicio de Dios, y por el otro, hubo redención. Dios tomó la obra de Satanás y la anuló. Cristo tuvo que morir para terminar la vieja creación (el hombre incluido). La tercera razón de Su muerte es para que Su impartición en nosotros como nuestro suministro de vida, fuera posible. Para llegar a ser nuestro suministro de vida, Cristo tuvo que pasar por el proceso de la muerte.
  20. En Su resurrección, Cristo nació como el primogénito de Dios entre muchos hermanos. En esta resurrección única, nosotros fuimos también regenerados (1Pedro 1:3). ¡Así que somos sus “gemelos”, nacidos en el mismo parto! Igualmente, en Su resurrección, ¡Cristo llegó a ser el Espíritu vivificante! Esto podemos verlo en 1Corintios 15:45 que dice: “El postrer Adán fue hecho Espíritu vivificante”
  21. ¡En Su ascensión, todos los miembros fueron hechos un Cuerpo viviente! Después que Cristo ascendió a los cielos, Él bautizó todo Su Cuerpo por el rebozar del Espíritu Santo. ¡Fue mediante este bautismo (introducción) en el Espíritu Santo que todos los miembros fuimos hecho un Cuerpo! ¡Luego de Su ascensión, Él dio muchos dones para perfeccionar a los santos, y en este perfeccionamiento fueran introducidos en la edificación del Cuerpo de Cristo!

Esto es tremendo. Qué bendición el que yo pudiera asistir a la Escuela de invierno de la Verdad 2010-2011. Que le Señor bendiga a los jóvenes de Europa para que podamos ser un instrumento viviendo y activo para Su mover aquí.

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

11 Respuestas a “De la Escuela de Invierno de la Verdad 2010 – ¡Nuestro Dios es triuno para impartirse en nosotros!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: