RSS

Archivo de la etiqueta: el cordero pascual

¡La sangre de Cristo es para nuestra redención y Su carne/Su vida es para nuestro suministro de vida!


En el Antiguo Testamento tenemos un tipo del pueblo de Israel siendo liberado de Egipto (Ex 12) – antes que Dios los liberara, ellos recibieron instrucciones precisas acerca de cómo preparar el cordero de Pascua. Ellos tenían que sacrificar el cordero y poner la sangre en los dos postes y en el dintel de las casas. Luego había que asar el cordero y comerlo completo. Esta mañana he disfrutado especialmente el hecho de que Cristo no sólo es nuestro Cordero “asado en la cruz por el juicio de Dios” por nuestros pecados. Sino que también llegó a ser nuestro suministro de vida cuando lo comemos como nuestro Cordero, para que llevemos a cabo la economía de Dios. Por una parte, la sangre de Cristo, el Cordero de Dios, está siendo aplicada a nosotros para que no estemos bajo el juicio de Dios. Por otra parte, comemos a Cristo como el Cordero de Dios como suministro de vida. Cristo como el Cordero de Dios nos ha redimido de nuestros pecados y nos ha traído de vuelta a Dios. Ahora Él es igualmente el Cordero de Dios para que le comamos, le disfrutemos y seamos suministrados (nuestra provisión y sustento) para poder llevar a cabo la economía de Dios. Esta es la salvación completa que Dios efectúa – la redención jurídica de Dios (Cristo murió en la cruz por nuestra redención, y nosotros necesitamos aplicar Su sangre preciada por fe) y la salvación orgánica de Dios (somos salvos ahora en Su vida al comer a Cristo como el Cordero de Dios y tomarlo y aplicarlo en todas las cosas interiormente). Podemos ver la salvación completa de Dios en una breve presentación en Ro 5:10:

Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados por Dios por la muerte de Su Hijo (redención jurídica), mucho más, estando reconciliados, seremos salvos en Su vida (salvación orgánica).

EN EL ASPECTO JURÍDICO de la salvación completa de Dios, la sangre de Cristo necesita ser aplicada a nuestro ser para que seamos reconciliados con Dios, libres del juicio divino y la necesidad de Dios sea satisfecha. EN EL ASPECTO ORGÁNICO de la salvación completa de Dios, Cristo es nuestro alimento y nuestra bebida para que nosotros, mucho más, seamos salvos en Su vida (Ro 5:10). El Señor Jesús dice muchas veces en el evangelio de Juan que Su carne es verdadera comida y que Su sangre es verdadera bebida – ¡Su vida es verdadera comida y verdadera bebida! Este evangelio revela que la sangre de Cristo redime y que la vida de Cristo suministra. ¡Alabado sea el Señor, tenemos la sangre del Cordero para redención y la carne del Cordero para el suministro de vida! ¡Hoy podemos venir y disfrutar al Señor, y ser salvos, mucho más, en Su vida! Mediante Su muerte en la cruz, Él pagó el precio para redimirnos y reconciliarnos con Dios. ¡Ahora que hemos sido reconciliados, necesitamos ser salvos, mucho más, en Su vida! Al comer el Cordero de Pascua, el pueblo de Israel fue fortalecido y suministrado para salir de Egipto (significa: salir del mundo) y dirigirse directo a su destino – hacer fiesta con Dios en el desierto. ¡Con este comer del Señor –que es el Cristo todo-inclusivo como nuestro alimento – nosotros también somos fortalecidos y suministrados para salir del mundo e ir directo a nuestro destino como hijos de Dios, cumplir la economía de Dios! [Del Estudio-vida de Éxodo y el Estudio de cristalización de Isaías (2), mens. 6] [read this portion also in English via, the blood of Christ is for our redemption and His flesh/His life is for our life supply!]

¡Gracias, Señor, por Tu muerte en la cruz para nosotros! ¡Gracias por ser el Cordero de Dios que muere por nuestros pecados! ¡Tú nos has redimido y reconciliado mediante Tu muerte todo-inclusiva en la cruz! ¡Ahora podemos ser salvos mucho más en Tu vida! ¡Señor, sálvanos más hoy! ¡Queremos venir hoy y aplicar la sangre a nuestro ser – y también queremos comerte! ¡Señor, Tú eres nuestro verdadero alimento y nuestra verdadera bebida! ¡Eres el pan de vida, el pan viviente y el alimento vivificante! ¡Que sigamos comiéndote hoy! ¡Te alabamos, Señor, por Tu salvación completa!

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.656 seguidores